Recomendar ésta página a un amigo

Acero al carbono (acero dulce)

El acero al carbono (acero dulce) es el más propenso a la corrosión y por lo tanto el menos costoso de los metales que habitualmente se perforan.

Acero al carbono

El acero al carbono se fabrica en hojas o bobinas laminando con rodillo hasta conseguir el espesor deseado mientras el acero está todavía caliente, o después de que se haya enfriado.
Las diferencias en los procesos son el resultado de diferentes productos que se distinguen en términos de costo, calidad y propiedades mecánicas.

Acero laminado en caliente (LC)

El acero laminado en caliente habitualmente es menos costoso y se fabrica en espesores de 1,2 mm o superiores. Los aceros LC y LF  son los más propensos a la corrosión y por lo tanto los menos costosos de los tres metales que más se utilizan para perforar. La mayoría de los espesores pueden ser protegidos contra la corrosión mediante un proceso de galvanización posterior (inmersión en zinc caliente) o mediante diferentes tratamientos de pintura.

Acero laminado en frío (LF)

El acero laminado en frío proporciona tolerancias más estrictas y mejores acabados superficiales. Si bien se puede producir en casi cualquier espesor, lo habitual es que se fabrique en espesores más finos como de 0,3 a 3 mm. Este material puede ser electro galvanizado (ELG), post-galvanizado o pintado después del proceso de perforación con el fin de protegerlos contra la corrosión.

Acero galvanizado en caliente (GC)

Los productos galvanizados en caliente (GC) se utilizan con frecuencia para aplicaciones de interior y al aire libre cuando se requiere protección contra la corrosión. Para aplicaciones al aire libre este material es a menudo pintado o lacado en polvo. Los productos GC planos están disponibles desde 0,3 hasta 3 mm.
Posible revestimiento +Z80 - Z275 gr / m² (total en ambos lados), + AZ, + ZF

Solicite precio

RMIG Express

Catálogo de perforaciones

Perforación y más…